jueves, 2 de enero de 2014

Sin Rumbo

Toda historia tiene varias partes. Esta es una de ellas.

Teniendo en cuenta la columna anterior, esta se comprenderá bien:

Me he portado mal, soy mala persona. He cometido errores, la he tratado mal... y tiene toda la razón en odiarme, en no soportarlo... la he llevado a un límite que es considerablemente doloroso. Lo siento tanto...

Soy un humano que erra. Y mucho. No quiero eso. Es buena persona, temo que se vaya de mi vida porque me hace bien a alguien tan bueno ahí... hay amor, pero por sobre todo, tranquilidad y así es como debería de ser.

No debí ser así. Mi rabia, mi carácter se desbordó. No quise. Siento pena por eso. Soy mala persona, sabes?, no vine a este mundo para hacer sufrir a nadie... menos a ella, siendo como es.

Me odia, se quiere alejar y con razón. No soporta esta situación insostenible para ella... no quiero que sea así. Quiero que me escuche, me odie, me diga lo que siente y piensa de verdad. Dice que me "ha mentido", qué va!!!, lo merezco.

Dijo que me "hago la víctima", igual que... no. No vale la pena recordar. Tiene razón, tal vez siempre hago eso y no me doy cuenta de los verdaderos sentimientos de quienes me rodean, de quienes deberían importarme, y me preocupo más de que los míos estén bien... eso es egoísmo. Falta grave.

Dice que la "he manipulado", difiero. Tal vez aproveché que ella siempre estaba ahí para mí, que siempre me escuchaba, me consolaba, me retaba, me acompañaba y vice versa. Eso hizo que pensara que era incondicional, por tanto me creía el centro. Ese fue mi error, triste y desolador error. Lo asumo también.

Lo siento, perdón. Esto sí que estoy seguro que no lo leerás, pequeña... y está bien, que quede en el olvido. Debe ser así. No exigiré más... te estoy perdiendo, te perdí quizás. Sí, te perdí.

Sólo quiero que estés bien y si lees esto (cosa que reitero, dudo...), quiero que sepas que te quise tanto y de tantas formas y todavía lo hago y que ojalá no odies cada palabra que puse aquí, fui nerviosamente sincero. Mi alma abierta, nada más.

Perdón.

No hay comentarios.: