lunes, 9 de marzo de 2009

Nunca jamás


He pensado en las cosas que perdí. He pensado en las cosas que ya no están. He pensado en que no puedo recuperarlas. Esas cosas son la felicidad, la alegría, soñar... nada de eso tengo. Nada.

Sólo soy un espasmo de lo que alguna vez fui. Trato de fingir lo que más puedo, pero ya no me da. Estallo de rabia más seguido y cada vez estoy más uraño. No sé si me estoy perdiendo en este residuo de persona que soy ahora, pero es lo que me está pasando. Quiero volver, pero ya no puedo. Me transformé.

No sé si sigo solo. Tenía amigos. Tampoco quiero herirlos. Y sentí que lo estaba haciendo. No sé si hice bien con dejar que pase el tiempo, no tengo idea de nada de lo que hago ultimamente. Pero necesito tanto de eso. De comprensión. Solamente de eso. No quisiera perder...

Ahora sigo adelante sin ningún propósito y pensando decisiones que, tal vez, no serán las adecuadas. Futuro incierto. Miedo e incertidumbre. Y sobre todo soledad. La familia sigue allá afuera, lo sé. Pero no quiero involucrarlos. Nunca jamás.

Haga lo que haga, sea lo que sea, nadie sabrá. Solamente se darán cuenta cuando ya haya sucedido. No quiero hacer sufrir a nadie y yo ya no estoy en condiciones de soportarlo más.

Creo que llegará el momento en que por fin haga un plan definitivo para escapar de mi mismo. Y huir. No quedan más opciones. Por lo menos, siento que se me agotan las opciones. Por la cresta, nunca jamás seré el mismo... pero no quiero ser esto tampoco... nunca jamás!

1 comentario:

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

No estas solo corazon, si supieras la de gente que anda por ahi esperando que seas tu de nuevo. Animo!